sábado, 30 de julio de 2011

BOSQUE TROPICAL MUY HÚMEDO MONTANO BAJO

El bosque tropical muy húmedo montano bajo o bosque de neblina es un bosque latifolio de estratos difusos y no espinoso. La duración de la estación seca es de 1 a 2 meses, y está bien drenado. No se inunda. El rango de precipitación oscila entre 1850 y 4000 mm como promedio anual. Es muy característico de esta zona la presencia de neblina durante largos periodos del día, por esa razón se le llama también bosque de neblina. Los terrenos de este ecosistema son en su mayoría de topografía accidentada, con ladera expuesta a vientos que traen mucha humedad.  Son terrenos utilizados algunas veces para la ganadería. Esta formación de ubica en la Cordillera de Talamanca, donde domina el género Quercus (con más de 10 especies), jaul (Alnus acuminata), lloró (Cornus disciflora) y magnolia (Magnolia poasana). En lugares de pastoreo abandonados es muy corriente Eupatorium ligustrinum y el helecho Pteridium sp., y numerosas especies de mora, Rubus sp., y algunas melastomáceas. Se restringe principalmente a la parte central del país, con el área más importante a lo largo de la vertiente suroeste de la Cordillera Central; también al sur de San José, en Cartago y en Dota. Se pueden encontrar algunas áreas pequeñas en el lado pacífico de la Cordillera de Tilarán y cerca del límite con Panamá. EStos bosques son considerados como una asociación climática. Lugares característicos de estos bosques son Piedras blancas y el Cerrro de la Muerte.

MAGNOLIA POASANA
(Magnolia)

QUERCUS BUMELIOIDES

 Los árboles del dosel alcanzan entre 20 y 25 metros de altura, aunque algunos Quercus pueden ser más altos y robustos con numerosas ramas ascendentes, produciendo una copa con forma de sombrilla. Una fina capa de musgo cubre los troncos de los árboles. El segundo estrato es abierto, con árboles entre 5 y 10 metros de altura, con copas extendidas. El estrato arbustivo es relativamente denso, entre 2 y 3 metros de altura y con algunas palmas.
 En el sotobosque encontramos helechos, begonias, enredaderas y una delgada capa de musgo sobre las hojas. Entre las epífitas son comunes las bromelias, pequeñas orquídeas y helechos. Son comunes las enredaderas herbáceas, especialmente de la familia Araceae.




BOSQUE TROPICAL MUY HÚMEDO MONTANO BAJO

 Otros árboles característicos:
Borojoa patinou, Calatola costarricensis, Cecropia obtusifolia, Cedrela odorata, Clarisia biflora, Croton draco, Ficus sp., Guarea glabra, Hampea appendiculata, Heliocarpus, appendiculatus, Hernandia didymantha y otros.

FICUS

 Arbustos:
Aegiphila sp., Bocconia frutenses, Carludovica drudei, Malvaviscus sp., Myriocarpa longipes y otros.
La epífita más usual es la Souroubea sympetala y las hierbas Acalypha sp., Begonia sp., Cyclanthus bipartitus, Heliconia sp. y otras.

SOUROUBEA SYMPETALA

Hay una avifauna muy exuberante como tucancillo verde (Aulacorhynchus prasinus), reinita cabecicastaña (Basileuterus rufifrons), paloma (Columbina spp.), carpintero careto (Melanerpes formicivorus), chingolo o comemaíz (Zonitrichia capensis), cuco ardilla (Piaya cayana), yigüirro (Turdus grayi), cacique (Icterus galbula), sinsonte (Saltator spp.), setillero (Sporophila torqueola), viudas (Thraupis episcopus), jilgueros (Myadestes melanops), perico frentirrojo (Aratinga finschi), pinzón orejiblanco (Melozone leucotis), urraca parda (Cyanocorax morio), zacatero común (Sturnella magna), semillero cariamarilla (Tiaris olivacea), y mamíferos como el pizote (Nasua narica), mapachín (Procyon lotor), comadreja (Mustela frenata), armadillo (Dasypus novencintus) y zarigüeya (Didelphis marsupialis).

AULACORHYNCHUS PRASINUS
(Tucancillo verde)

ZONITRICHIA CAPENSIS
(Chingolo o comemaiz)

MELOZONE LEUCOTIS
(Pinzón orejiblanco)

PROCYON LOTOR
(Mapachín)

TIARIS OLIVACEA
(Semillero cariamarilla)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Establecer una clasificación de ecosistemas no es una tarea fácil, ya que los mismos no son unidades discretas, sino que existen zonas de transición producto de los cambios entre las diferentes variables abióticas. Aun así, los científicos han establecido diferentes sistemas para la clasificación de los ecosistemas terrestres utilizando diversos parámetros bióticos y abióticos que son utilizados en Costa Rica. No existe, pués, un sistema oficial único para el país.

Seguidores