domingo, 31 de julio de 2011

BOSQUE TROPICAL MUY HÚMEDO

 También llamado tropical muy húmedo basal presenta un ámbito de precipitación que fluctúa entre 4000 y más de 6000 mm de precipitación media anual. Bajo un régimen de precipitaciones tan alto, no se puede indicar que exista una estación seca bien definida, por lo contrario lo que se presenta son periodos donde las lluvias disminuyen (los llamados veranillos), por lo cual no hay meses secos porque no hay déficit de agua en el suelo para las plantas. Es la segunda zona de vida más extensa del país.



 Esta zona de vida se localiza en las extensas llanuras del noreste del país (San Carlos, Sarapiquí y Tortuguero), región Atlántico sur y en la región del Pacífico sur (especialmente la península de Osa). Encontramos una banda de bosque tropical muy húmedo, transición fría, en el Caribe al pie de las montañas entre el límite con Panamá y el volcán Orosí. En términos generales el bosque tropical muy húmedo se acerca a una asociación climática con una breve época seca en el Pacífico o sin ella en el Caribe.
 El bosque se caracteriza por presentar una estructura vertical de 4 a 5 estratos perennifolios, bien diferenciados, un abundante sotobosque, dominado por diferentes especies de palmeras. Se presentan árboles emergentes que sobrepasan los 50 m de altura. No son ni bosques espinosos ni inundados. Este bosque es alto siempre verde y con multiestratos. El dosel posee pocas especies, brevemente deciduas sin que cambie el aspecto siempre verde del bosque. Los árboles alcanzan entre 45 y 55 m de altura y entre 100 y 200 cm de dap, con contrafuertes en el tronco. La corteza suele ser coloreada. En el subdosel los árboles alcanzan entre 30 y 40m de altura, tienen un tronco delgado y generalmente sin contrafuertes. Los árboles del siguiente estrato tienen una altura entre 10 y 25m, con copas estrechas y cónicas, a menudo la corteza es suave y oscura. Las palmas suelen ser abundantes. El estrato arbustivo alcanza entre 1,5 y 2,5m de altura, con numerosas palmas enanas. En el sotobosque, de manera dispersa hay pocos helechos y Selaginella; son escasas las lianas o bejucos así como las epífitas
 En bosque no perturbados se pueden encontrar más de 150 especies de porte arbóreo, por lo cual son considerados como muy diversos.




BOSQUE TROPICAL MUY HÚMEDO

 Climatológicamente es similar a un bosque húmedo, por lo que las especies arbóreas son compartidas, sin embargo se pueden mencionar las siguientes por ser más sobresalientes: ceiba (Ceiba pentandra), chancho (Vochysya guatemalensis), almendro (Dipteryx panamensis), pilón (Hieronyma alchomeoides), jabillo (Hura crepitans), baco (Brosimum utile) y javilán (Pentaclethra macroloba). Otros árboles son: Acacia allenii, Amphitecna latifolia, Aspidorperma spruceanum, Bursera simaruba, Capparis discolor, Crecopia peltata, Copaifera aromaticva, Cordia alliodora, Couratari guianensis, Cupania rufescens, Dusssia macroprophyllata, Ficus sp., Inga alba, Lacmellea panamensis, Lecointea amazonica, Luehea seemannii,Minquartia guianensis, Platymiscium pinnatum, Qualea paraensis, Schizolobium parahyba, Tabebuia rosea, Unonopsis pittieri, Xylopia frutescens y Zanthoxylum ekmanii.


PENTACLETHRA MACROLOBA
(Javilán)

HURA CREPITANS
(Jabillo)

CEIBA PENTANDRA

 Entre las especies arbóreas más características, que son muchas, podemos destacar Ardisia Compressa, Carica papaya, Carpotroche platyptera, Hamelia patens, Psidium guajava y Ximenia americana.
 Algunos bejugos son: Anomospermum reticulatum, Davilla kunthii, Hippocratea volubilis, Melothria pendula, Paullinia sp., Salacia cordata y Tetracera portobellensis.
 Anthurium clavigerum, Coussapoa villosa, Rhipsalis baccifera y Heteropsis oblongifolia son las epífitas que más se dan.


DAVILLA KUNTHII

 Es un ambiente bastante herbáceo, con multitud de especies de ellas, al igual que de palmas tales como Astrocaryum alatum, Astrocaryum stanleyanum y Attalea butyracea.
 Por último cabe destacar la presencia de las parásitas: Psittacanthus krameri y Struthanthus orbicularis.

PSITTACANTHUS KRAMERI

Esta gran variedad de vegetación, que alberga el 90% de la flora costarricense, da un hábitat ideal para una variadísima fauna: felinos como el puma, el jaguar, el jaguarundí, primates como el mono congo, mono araña mono carablanca y posiblemente monos como el tamarín o el aotus, dos especies de primates que se encuentran en el territorio panameño, y que cabe la posibilidad de que se encuentren en Costa Rica. El parque es el hogar de grandes mamíferos como el tapir, el saíno, el perezoso  y  el oso hormiguero.
Las especies de aves son variadísimas, están el guacamayo, el quetzal, el colibrí, el águila arpía, el tucán, el yigüiro (pájaro nacional) y muchas más.


HARPIA HARPYJA
(Águila arpía)

TURDUS GRAYI
(Yigüiro

PANTHERA ONCA
(Jaguar)

LAS RANAS DE COSTA RICA

Los lugareños a lo largo de los ríos de Costa Rica dicen que hace 20 años era usual escucharlas en las charcas y remansos. Sin embargo, poco a poco el silencio y el ruido del viento han sustituido su canto.
La mayoría de estos anfibios habitan en los bosques húmedos tropicales y debido a los cambios climáticos se han extinguido, un ejemplo es el sapo dorado. No obstante, recientes investigaciones dicen que se encontró un nuevo tipo de rana en este país y en algunos de los ranarios de Costa Rica se están reproduciendo.







Tipos de ranas

Entre los diferentes tipos de ranas de este país se encuentran las especies de ranas arbóreas, seis tipos en Costa Rica. Especialmente, la rana de ojos amarillos habita en los árboles y está activa en la noche. Una de sus características es el cambio de color. Para observar a este tipo de anfibios, los investigadores pasan por tareas complicadas, pues deben seguirlas durante la noche en la época de apareamiento.



La ranas venenosas son pequeñas (máximo cinco centímetros) y de colores intensos. Existen 8 tipos de éstas en todo el país. Viven en el suelo del bosque y a diferencia de las arbóreas, son diurnas. La dieta, que consiste en ciertas hormigas, es la causa del veneno: así, las ranas en cautiverio pierden su veneno por no tener esta alimentación.
Para matar a sus presas, los indios amerindios usaban en la punta de sus flechas el veneno de estas ranas. Una de las variedades más conocidas es la Blue Jeans: patas azules, panza roja, cuerpo verde.

1 comentario:

  1. muy linda su pagina, demuestran la reañidad de los bosques de Costa Rica, muy bello, felicidades.

    ResponderEliminar

Establecer una clasificación de ecosistemas no es una tarea fácil, ya que los mismos no son unidades discretas, sino que existen zonas de transición producto de los cambios entre las diferentes variables abióticas. Aun así, los científicos han establecido diferentes sistemas para la clasificación de los ecosistemas terrestres utilizando diversos parámetros bióticos y abióticos que son utilizados en Costa Rica. No existe, pués, un sistema oficial único para el país.

Seguidores