sábado, 8 de octubre de 2011

BOSQUE NUBOSO

Los bosques nubosos o bosques higrófilos generalmente presentan una abundante cobertura de musgos y vegetación, por lo que también se conocen como bosques musgosos. Es un bosque  húmedo sin inundaciones, los cuales se desarrollan con preferencia alrededor de montañas, donde la humedad introducida por nubes en formación es retenida con mayor efectividad.

 MUSGOS

 Típicamente hay una banda de latitud relativamente pequeña en donde el ambiente atmosférico es más apto para el desarrollo de los bosques nubosos. Este se caracteriza por un rocío persistente o nubes a nivel de la vegetación, lo que resulta en una reducción de la luz solar directa y por consiguiente de la evapotranspiración. Los árboles en estasc regiones presentan generálmente raíces más superficiales, más cortas y más pesadas que otros bosques a menor altitud en regiones similares, y el ambiente húmedo promueve el desarrollo de abundantes epífitas vasculantes. A su vez, esto facilita que el suelo se cubra de musgo, helechos y flores como las orquídeas. Los suelos son ricos, pero pantanosos con una preponderancia de turba y humus. Dentro de los bosques nubosos, la mayor parte de las precipitaciones  se dan en forma de niebla, la que se condensa en las hojas de los árboles y luego gotea al suelo. Estos ecosistemas representan un papel extremadamente importante en la hidrología de ciertas regiones de Costa Rica: capturan, almacenan y filtran el agua que va a parar a las comunidades y a los ríos.


 BOSQUE NUBOSO

 De clima frío, neblina, árboles enanos y muchas plantas epífitas que cuelgan de la corteza  y las ramas, los bosques nubosos se localizan sobre el nivel de los 1600 metros de altitud.  Dada la altura los árboles ya no crecen tanto como en las zonas de bajura, donde crecen los bosques tropicales lluviosos y los bosques tropicales secos entre otros. 
 El bosque nuboso en Costa Rica es sinónimo de biodiversidad, observación de aves, caminatas y senderismo, ríos y riachuelos con aguas frías y gélidas, frescura y aire puro de montaña. Algunas de las zonas más representativas del bosque nuboso son: Monteverde, San Gerardo de Dota, El Cerro de la Muerte, Talamanca y Chirripó, Poás, Barva, Turrialba y las partes altas de los volcanes de la Cordillera de Guanacaste y Tilarán, tales como Rincón de la Vieja, Miravalles, Tenorio, Orosi, etc.
 Sin ir más lejos, el bosque nuboso de Costa Rica es el hogar de más de 755 especies de árboles. Según los biólogos, hay más de 358 clases de helechos, algunos de los cuales crecen hasta tamaños increíbles, que incluso pueden ser confundidos con otros árboles. Hsay alrededor de 40 o 50 especies de árboles frutales, por lo que es un lugar en el que pueden vivir perfectamente gran cantidad de aves y mamíferos. Se han contabilizado un total de 425 especies de ave, 68 de murciélagos, 6 de felinos, zorros, osos perezosos, armadillos y numerosos anfibios y reptiles. Algunos de los animales, sobre todo aves, no viven permanentemente en el bosque, sino que vienen buscando forraje para sus nidos, y vuelven a marcharse. Sin embargo, eso sí, muchas de las especies de este ecosistema son especies raras que no se encuentran en ninguna parte del mundo.

TUCANCITO ESMERALDA
(Aulacorhynchus prasinus)

Tarántula

Sapo dorado

Rana verde

MOMOTUS MOMOTA
(Pájaro bobo)

Murciélago

POTOS FLAVUS
(Kinkajú)

EL DOSEL

 En la parte más alta del bosque nuboso se encuentra el dosel. Su altura máxima varía entre 15 a 40 metros. El clima  puede ser más cálido que las capas inferiores. Las plantas del dosel son las primeras en mojarse por la lluvia. El dosel, por tanto, afecta al microclima del bosque entero, reduciendo la irradiación solar y el viento que alcanza el piso del bosque, y a menudo aumentando la humedad. El dosel crea la diferencia que se percibe cuando uno camina de un campo caliente y seco a un bosque  más fresco y húmedo.
 El dosel es el hogar de una diversidad increíble de plantas y animales. En algunos casos, existen especies que nunca tocarán el piso del bosque, incluyendo plantas, aves, insectos e inclusive mamíferos. Es un mundo en sí mismo.
 Además de los árboles que conforman la estructura primaria del dosel, existen muchos grupos especializados de plantas que viven en estos árboles, trepadoras, epífitas, hemi-epífitas y hemi-parásitas. Las trepadoras pueden ser lianas, enredaderas o palmas, mientras que las epífitas suelen ser bromelias, orquídeas, musgos, líquenes y helechos. Las hemi-epífitas incluyen los higuerones estranguladores, mientras que el muérdago es más una planta hemi-parásita.
 Los animales que se encuentran en este dosel son muy variados. Posee una maravillosa comunidad de insectos, anfibios, aves, reptiles y mamíferos. Los animales del dosel a menudo juegan un papel importante en el funcionamiento del bosque. Muchas plantas y árboles dependen de los animales para dispersar sus semillas.
HONGOS SOMBRILLA

 HONGOS DEL BOSQUE NUBOSO

EL BOSQUE NUBOSO DE MONTEVERDE

La Reserva Biológica Bosque Nuboso Monteverde fue establecida en 1972 y es administrada por el Centro Científico Tropical (CCT), asociación científica y educativa costarricense sin fines de lucro.
La reserva se extiende por alrededor de 5.000 hectáreas y es famosa mundialmente por su bosque nuboso. Esta área silvestre ha sido creada para proteger la flora, la fauna y los recursos hídricos, y para llevar a cabo tanto estudios científicos como programas de educación ambiental.
En la reserva de Monteverde se  puede disfrutar el fresco clima del bosque lluvioso, aguas cristalinas y de caminatas por los senderos entre las variedades de plantas y magníficos árboles cargados de plantas epifitas.
Monteverde es reconocida alrededor del mundo por el Sapo dorado (Bufo periglenes), una especie endémica sorda y sin voz, propia de la divisoria de aguas, cuyos machos presentan un color anaranjado muy llamativo. Se le podía ver con sus crías desde finales de abril hasta comienzos de junio. Desafortunadamente, este sapo se considera virtualmente extinto en la actualidad, ya que según se cree, la aparición de un hongo hizo que rápidamente la pequeña población de sapos desapareciera.
 En esta hermosa e interesante reserva, se presentan 4 zonas de vida. Su biodiversidad incluye más de 400 especies de aves (incluyendo el quetzal, la calandria y el pavoncillo), 120 especies de anfibios y reptiles, 490 de mariposas, 100 de mamíferos (siendo 60 especies de murciélagos, algunos como la danta, el jaguar y el manigordo están en peligro de extinción). Además existen alrededor de 3000 especies de plantas (entre las que se encuentran los helechos y las orquídeas, que florecen principalmente en marzo).
 La diversidad biológica que presenta el Bosque Nuboso de Monteverde se distribuye en un rango altitudinal promedio de 1.200mts, desde 660mts en las laderas del Caribe hasta los 1.860mts en las cumbres de los cerros.
Los bosques enanos naturales, esculpidos por el viento en las lomas expuestas, se mantienen achaparrados, mientras que los bosques de galería poseen árboles majestuosos, adornados con orquídeas, bromelias, helechos, bejucos y musgos.
Fácilmente se pueden apreciar durante el año muchas aves, incluyendo el Tucancito Esmeralda, la Pava Negra, el Colirrojo Real, el Pájaro Bobo, el Kinkajú, el Perezoso Hoffmann, y media docena o más de deslumbrantes especies colibríes.

HIBISCUS SYRIACUS

GINGER ROSADA

CRICKET

FLOR AVE DEL PARAÍSO

1 comentario:

  1. Es hermoso nuestro planeta, que bueno conocerlo, vivenciarlo y sobre todo conservarlo. Felicitaciones por el blog

    ResponderEliminar

Establecer una clasificación de ecosistemas no es una tarea fácil, ya que los mismos no son unidades discretas, sino que existen zonas de transición producto de los cambios entre las diferentes variables abióticas. Aun así, los científicos han establecido diferentes sistemas para la clasificación de los ecosistemas terrestres utilizando diversos parámetros bióticos y abióticos que son utilizados en Costa Rica. No existe, pués, un sistema oficial único para el país.

Seguidores