domingo, 7 de agosto de 2011

ESTUARIOS

Los estuarios son ecosistemas costeros, ubicados en regiones semicerradas, influenciados por las mareas, en donde el agua del mar se diluye por la acción de los ríos. Su principal característica es el cambio, las aguas estuarinas están sometidas a variaciones en las  condiciones de salinidad, temperatura y oxígeno disuelto, entre otros parámetros; también son importantes los materiales transportados por ellos, como los sedimentos suspendidos; los estuarios aportan nutrientes inorgánicos a las zonas del mar aledañas a él.
 En general los estuarios contienen gran cantidad de nutrimentos inorgánicos, que fertilizan las aguas costeras adyacentes a ellos por lo tanto se consideran los ecosistemas más productivos. La cantidad de materia orgánica producida por medio de la fotosíntesis y que está disponible para el siguiente nivel trófico, se conoce como productividad primaria neta, se genera en las microalgas llamadas fitoplancton, que construyen su propio alimento al usar los compuestos nutrientes que hay en el agua, además de la luz solar.
 La presencia de alimento suficiente hace que los estuarios sean zonas de amplia diversidad biológica, Los seres vivos típicos de este hábitat han logrado sobrevivir gracias a que cuentan con adaptacio- nes fisiológicas que les permiten tolerar las condiciones cambiantes de este medio.
 El aumento de población en las zonas aledañas a estos humedales, también provoca la contaminación de sus aguas con compuestos químicos, materia fecal y sedimentación. Se ha demostrado que en algunos sitios, existe ausencia de enterovirus en bivalvos producto de altas concentraciones de nitratos y sulfatos., altas concentraciones de coliformes fecales, producto del desecho de aguas residuales provenientes de la red de cloacas, y la sedimentación por explotación de tajos en los ríos.
 Los cultivos de caña de azúcar y de camarones, así como las salineras son actividades que eliminan cientos de hectáreas de manglar. En muchos casos, estas compañías, no cuentan con los permisos correspondientes para realizar dichas actividades. Recientemente proyectos extensivos de producción de piña, también se están desarrollando en las zonas aledañas al manglar.

ESTUARIO DE ISLA DAMAS

ESTUARIO DE TAMARINDO

ESTUARIO TÉRRABA-SIERPE

 En Costa Rica la mayoría de los estuarios se ubican en la costa pacífica, con una vegetación y fauna típicas de las regiones tropicales. El más estudiado de ellos es, sin duda, el Golfo de Nicoya, el cual presenta grandes dimensiones, con una longitud de 80 kilómetros y una anchura promedio de 14 kilómetros, aproximadamente. En la parte interna está fuertemente influenciado por el río Tempisque. Otra región de marcado interés es el Golfo Dulce, que encierra en sus límites varios esteros  de mayor o menor tamaño, la mayoría de ellos sometidos a actividades de extracción de recursos de manera más o menos artesanal. El delta del Térraba-Sierpe, es el tercer gran sistema estuarino de Costa rica. Existen estuarios de menor tamaño que se encuentran fuera de las zonas protegidas ya mencionadas.
 La vegetación de estos estuarios es el mangle, Se conocen siete especies en Costa Rica. De las especies animales se conocen alrededor de 53 especies de moluscos y crustáceos, 153 especies de peces, (Se ha demostrado que el 95% de las especies de peces del Golfo de Nicoya dependen del manglar para su alimentación y reproducción) 17 de reptiles y anfibios, 17 de mamíferos y 155 de aves. Las playas lodosas de entre mareas conforman un sector importanten dentro de los ambientes que se distinguen en un estuario, en este país la mayoría se ubican en el Golfo de Nicoya, y funcionan como hábitats de un gran número de organismos vivos.
 Entre los mamíferos que habitan en los estuarios se encuentra el manatí, en peligro de extinción. Otros animales más usuales son: perezosos, caimanes, cocodrilos, iguanas, monos, tucanes, cangtrejos... y multitud de aves.

IGUANA

TRICHECHUS MANATUS
(Manatí)

PECES DE ESTUARIO:

CARANX CANINUS 
(Jurel toro)

CYNOSCION ALBUS
(Corvina real)

EPINEPHELUS ITAJARA
(Mero de profundidad)

LUITJANUS NOVEMFASCIATUS
(Pargo negro)

Algunas especies marinas llegan a los estuarios durante alguna etapa de su vida en busca de alimentación y protección. Ejemplo de esto son los camarones pendidos, que llegan como post-larva a los estuarios en los que permanecen de 4 a 5 meses. También se incluyen en este grupo a algunas especies de peces como son los centropómidos, berridos, mugílidos y los gobídos. Otras especies marinas que entran a los estuarios para alimentarse, ejemplo de algunos de ellos son los tiburones, rayas y peces serruchos. Por otro lado, en el Golfo de Fonseca, el afloramiento de Papagayo, el Golfo Dulce y la surgencia de Panamá representan hábitats y corredores marinos para especies transzonales y migratorias, como los tiburones (Carcharhinus sp, Mustelus sp. y Sphyrna sp.), marlín (Makaira sp.), pez vela (Istiophorus sp.), pez espada (Xiphias sp.), atún (Thunnus), delfín nariz de botella (Tursiops sp.) e inclusive la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae). 
 También se adentran ocasionalmente, especies de agua dulce, como macrobachium americanum, M. tenellum y M. carcinus (las dos primeras especies en el Pacífico y la última en el Caribe de Panamá). Algunas especies de camarones palemónidos pertenecen al grupo de peces tipicamente estuarinos como: (Palaemon gracilis, Macrobrachium panamense), así como algunos peces gobídos (Dormitator latifrons). Para estos animales cualquier impedimento que obstruya su acceso al estuario puede implicar una alteración en su ciclo de vida, imposibilitando así la reproducción de generaciones futuras. En estas áreas encontramos aves de gran belleza y esplendor que adornan el lugar con su gran colorido (pelícanos, garzas, etc.).

AMENAZAS

Con el aumento en la población del país los problemas de contaminación, generados por el mal manejo de los desechos de las actividades humanas, han ido en aumento. Los ecosistemas costeros no están exentos de estos males, por el contrario, son tal vez los más afectados.
 Los factores que degradan los estuarios se pueden ubicar en dos grandes categorías: la sobreexplo- tación de sus recursos y la contaminación.
 Es conocida la problemática de los pescadores artesanales del país; también se ven afectadas otras personas que realizan actividades asociadas a la extracción otros recursos de las zonas estuarinas, como lo es el cultivo de bivalvos, la producción de sal, la extracción de madera para carbón y la producción de camarones. Las técnicas de acuacultura y de producción de sal necesitan de las aguas salobres de los estuarios para anegar los canales y piletas que utilizan en sus sistemas de producción, en ciertos casos es necesario el desvío del curso original de los canales de los estuarios. Esta práctica puede traer consigo un cambio en la salinidad de los terrenos, lo que a su vez genera problemas en la vegetación típica del lugar.
 Las prácticas agrícolas inapropiadas junto con la tala del bosque de manglar provocan un incre- mento en la cantidad de los sedimentos transportados por los afluentes de un estuario; la sedimentación de los canales de los estuarios y su posible obstrucción dificulta el adecuado movimiento de especies animales, además de imposibilitar la navegación, junto con la disminución en la penetración de la luz en la columna de agua, que consecuentemente podría disminuir la productividad primaria. El cambio drástico en la dinámica de corrientes en la zona costera, puede ser otra consecuencia de la sedimentación, además se debe tomar en cuenta el efecto negativo que algunos desarrollos turísticos costeros generan en el recurso hídrico disponible y en la transformación de los ambientes estuarinos para su propio beneficio. Por su parte, la contaminación se manifiesta de distintas maneras. En algunos casos se da por ma- teria fecal, proveniente de los centros de población cercanos y que se dispersa en las aguas estuarinas, y afecta a los organismos que viven en estos ambientes. Los metales pesados también forman parte de los agentes contaminantes que llegan hasta los estuarios, aunque para Costa Rica las concentraciones, en algunas zonas costeras, son menores que las que se reportan para otros países. La lista de los contaminantes antropogénicos la complementan compuestos orgánicos persistentes como: bifenilos policlora- dos, plaguicidas organoclorados, algunos hidrocarburos aromáticos policíclicos. A ellos se deben sumar los compuestos tensoactivos, generadores de espumas, que se caracterizan por su alta toxicidad y que aun en bajas concentraciones son peligrosos ya que actúan como alteradores endocrinos. Las aguas servidas son ricas en desechos con altos contenidos de materia orgánica y en ocasiones también contienen otros compuestos como fertilizantes; ambos tipos de desechos cuando llegan al estuario alteran los niveles naturales de los nutrimentos inorgánicos, generalmente se da un aumento, en especial con el fósforo y el nitrógeno. Este incremento se conoce como eutroficación y produce el crecimiento anormal e indeseable de macro y micro algas, que repercuten en la cantidad de oxígeno disponible para los organismos acuáticos, disminuyen la luz que penetra en la columna de agua o ge- neran compuestos tóxicos para otros seres vivos. Claro ejemplo de esta situación se da en el Estero de Puntarenas, para el cual se han reportado elevadas cantidades de coliformes fecales y niveles modera- dos de hidrocarburos disueltos y dispersos en sus aguas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Establecer una clasificación de ecosistemas no es una tarea fácil, ya que los mismos no son unidades discretas, sino que existen zonas de transición producto de los cambios entre las diferentes variables abióticas. Aun así, los científicos han establecido diferentes sistemas para la clasificación de los ecosistemas terrestres utilizando diversos parámetros bióticos y abióticos que son utilizados en Costa Rica. No existe, pués, un sistema oficial único para el país.

Seguidores